Rehabilitación de fachadas de edificios

Siempre se ha dicho y se dice que la belleza está en el interior, pero también es importante el exterior, sobre todo cuando hablamos de fachadas de edificios. Cuando nos disponemos a comprar una casa lo primero que vemos de ella es su fachada, y dependiendo de cómo esté esta, nos haremos a la idea de cómo está el interior. Pero claro, es probable que la fachada esté en malas condiciones por que los dueños la han descuidado sin saber que es una de las partes principales de las viviendas. En estos casos, lo mejor es recurrir a una empresa especializada en rehabilitacion de fachadas, como Proliser, que la dejará perfecta.

La fachada recibe una gran parte de las inclemencias meteorológicas, los golpes, los fuertes vientos… Un mal mantenimiento de la fachada puede provocar daños estructurales del edificio, grietas, hundimientos, desplazamientos… todas estas cosas se pueden evitar contratando a los profesionales en el sector. Son muchos los arreglos que se pueden hacer en las fachadas. Las grietas por ejemplo, son uno de los mayores retoques que se hacen en las fachadas, estas aparecen por los movimientos de la tierra, no los notamos, son apenas perceptibles por las fachadas pero cuando ha pasado un tiempo se hacen evidentes por medio de las grietas. Estas deben de ser tratadas con cuidado ya que de no arreglarse bien pueden volver a salir. Estas grietas no solo afean la fachada de un edificio si no que la hace más inestable. Otro de los motivos por el que se rehabilitan fachadas es por la caída de los ladrillos. Los ladrillos se dejan vistos para formar un bloque, para no tener que usar pinturas y para que la estética del edificio sea bonita. Estos ladrillos corren el riesgo de caerse con el paso de los años, los expertos en rehabilitacion de fachadas, consiguen colocar ladrillos estéticamente parecidos en los huecos que han dejado los que se cayeron, los escogen de colores y texturas muy similares para que no se aprecie la reparación. También se colocan los azulejos o baldosas que se han podido desprender de algunas de las ventanas.

Estas personas no solo se dedican a la rehabilitación si no que también hacen trabajos verticales, estos pueden ser distintos, limpiezas de cristales y ventanales, pintura de fachadas, y las propias rehabilitaciones son algunas de las tareas que realizan estos especialistas de las alturas.
Las cornisas suelen deteriorarse con mucha más facilidad que cualquier otro componente de la fachada por lo que los trabajadores consiguen devolverles el esplendor de antaño.