¿Quieres trabajar de profesor particular?

Se trata de uno de los empleos más demandados en la actualidad y que en muchos casos ha salvado a más de uno de la quiebra. Dar clases particulares es todo un arte, sobre todo a la hora de encontrar clientes. Desde los profesores que opositan y que mientras estudian, deciden no perder práctica y ganarse un sueldo, a los estudiantes que están terminando el instituto y que no pueden trabajar en un horario completo.

La opción más fácil y rentable, en estos casos, es acudir a academias como Másqueclases. Esta empresa cuenta con una red de profesores capacitados para dar cualquier tipo de asignatura que los alumnos les pidan.

Si te has planteado dar clases de refuerzo como forma de profesión, te vamos a contar en este post datos importantes que quizás tengas que saber.

1- Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que nuestras clases tienen que cumplir la legalidad. Los profesores particulares son iguales que cualquier otro profesional y tienen que estar dados de alta en alguno de los regímenes de cotización de la Seguridad Social.

2- Si vamos a trabajar para una academia como la que mencionamos antes, seremos trabajadores por cuenta ajena mientras que si trabajamos desde nuestro domicilio o desplazandonos seremos un trabajador por cuenta propia o autónomos.

3- Si somos autónomos en España podremos no darnos de alta si nuestros ingresos no superan los 707 Euros, por lo cual un estudiante o profesor que quieran ganarse un dinerillo extra, podrían dedicarse a dar clases sin tener que darse de alta.

 

¿Dónde solemos dar las clases particulares?

Si no trabajamos en una academia, en cuyo caso tendrán salas para las clases, tendremos dos opciones: dar las clases particulares a domicilio o desplazarnos.

Si decidimos dar las clases en nuestro domicilio, tendremos la ventaja de ahorrarnos el desplazamiento: eso supone un gasto extra ya que si no gastamos en gasolina lo haremos en el transporte público, por lo que también gastaremos un tiempo extra.

Tendremos que tener en cuenta también dar la opción de acondicionar una estancia en la que poder dar las clases de refuerzo a los alumnos. Tanto si vamos a tener solo un alumno o  si hemos decidido reunir un grupo de estudiantes, será necesario acondicionar el lugar adecuado para las clases.

Otra de las opciones, aunque no muy difundida todavía son las clases online. Sobre todo este tipo de clases están enfocadas hacia personas adultas que no disponen de tiempo para desplazarse; sin embargo, el trato más personalizado de las clases a domicilio hace que los alumnos se sientan más cómodo con el profesor y les sea más fácil aprender y mejorar.