Los que pagamos las consecuencias de los errores

Actualmente vivimos en una situación de descontento, esto viene como consecuencia de las situaciones que estamos viviendo en España por la crisis económica y social. Los ciudadanos culpamos a los políticos de no resolver los problemas que atañen a nuestro país de una manera correcta. Muchos piensan que los políticos son lo peor, otros que eran buenos hasta que se les dio poder y otros dicen que la maldad va con el cargo que ostentan.

Mientras ellos viven con sueldos desorbitados, muchos españoles, que digo muchos, muchísimos, vivimos con lo justo y necesario, para acabar el mes recurrimos a trucos para que no nos falte, por ejemplo si hay que hacer alguna reparación en el coche es tan fácil como hacer click para ir a la web de piezas de segunda mano más barata y así poder arreglar el coche sin tener que quitar nada de la cesta de la compra. No andamos con grandes dispendios, nos permitimos lo justo para sobrevivir y ni aun así llegamos a final de mes muy apretados.

Es entonces cuando pensamos en nuestros políticos, ¿Cuántos hay? Cientos ¿Cuánto cobran? Mucho, ¿Es justo? Pues parece ser que si, aunque yo me planteo algo. Para poder acceder a un puesto de trabajo en una empresa con buenas raíces, me piden estudios universitarios e idiomas, y para ser político ¿qué requisitos hay que cumplir? ¿Se necesita hablar idiomas para ocupar un puesto en el senado? ¿Necesito un título universitario para formar parte de la plantilla que hay detrás del presidente del gobierno? ¿Qué estudios tienen todos los que salen en la tele ostentando cargos públicos? No sé si habrán estudiado y perdonarme si me equivoco pero creo que el presidente del gobierno, habla el español y poco más, de ingles más bien nada, ¿Por qué yo para trabajar en un restaurante de comida rápida tengo que saber hablar inglés y el presidente no? Yo lo máximo que puedo hacer servir hamburguesas a turistas, los políticos se supone que resuelven crisis y están en negociaciones con otros países. Pero claro, las consecuencias de las malas gestiones de estos señores y señoras las pagamos el ciudadano de a pie, los que no tenemos ni voz ni voto en cuestiones muy importantes. Y mientras los políticos, enriqueciéndose cada día más a costa de los pobres trabajadores que lo único que queremos es sacar a nuestras familias adelante.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *