Tipos de piel: descubre cual es el tuyo y cómo cuidarlo

tratamientos corporales

Si observamos la textura, el  color, las características y las reacciones que tienen nuestra piel podremos determinar a qué tipo de piel pertenece y cómo cuidarla con productos y tratamientos corporales que mantengan su buen estado y la equilibren.

Es importante, además de cuidarla en ocasiones en nuestro centro de estética Rivas Vaciamadrid saber qué tipo de piel tenemos para elegir los cuidados, maquillajes y desmaquillantes adecuados a sus necesidades. Así veremos que hay cuatro tipos de piel diferenciados.

 

1- Normal

Aunque por su nombre parezca que es el tipo de piel que tiene la gran mayoría es el menos común y el más deseado. Se trata del tipo de piel más equilibrado ya que no es ni graso ni seco, con poros finos y una buena circulación sanguínea.

Si tenemos este tipo de piel nuestra tez tendrá una textura aterciopelada, lisa y suave al tacto, casi no observaremos impurezas y tendremos la gran suerte de que no sea sensible ni se irrite fácilmente.

Este tipo de piel lo suelen tener los niños hasta la adolescencia, pero con el efecto de las hormonas esta cambia.

Aunque se trate de un tipo de piel fuerte es importante que la cuidemos con productos adecuados para no desajustar su equilibrio y convertirla sin querer en un tipo de piel grasa o seca. 

Sobre todo cuanto más avancemos en edad, ya que con el paso de los años este tipo de piel tiende a perder la hidratación adecuada y la elasticidad (causa del normal envejecimiento), cuanto antes empecemos a cuidarla en mejor estado estará.

 

2- Grasa

Este tipo de piel se caracteriza por un exceso de producción de sebo, a esta hiperproducción se le denominará seborrea.

Encontraremos que las personas que tienen este tipo de piel tienen los poros agrandados, la piel la tienen brillante constantemente y su color es más bien pálido y rosáceo ya que los vasos sanguíneos no son visibles por el engrosamiento.

Si no la cuidamos de la manera correcta tendremos muchas probabilidades de tener acné, no solamente en la cara sino también en el cuello, hombros y escote.

Lo más recomendable es que a través del correcto cuidado de la piel, uso de productos bajos en grasa y una alimentación adecuada previnamos la hiperproducción de sebo.

Asique si tenemos este tipo de piel nuestro principal objetivo será evitar esta sobreproducción para evitar la aparición de espinillas, mantener limpia la piel alejada de toda infección.

Si tienes una alta producción de seborrea te recomendamos al menos una visita mensual al dermatólogo, que tratará tu problema a base de hormonas  y cremas especiales.

 

3- Seca

Es el antagonista de la piel grasa, produce menos sebo que la piel normal y como consecuencia nuestra piel tendrá menos lípidos que retengan la humedad y una capaprotectora mucho más frágil.

Encontraremos tres niveles diferentes de piel seca, en  el primero y más leve veremos una piel frágil, tirante, áspera y de aspecto apagado. En el segundo nuestra piel puede sufrir descamación o consistencia laminosa, de aspecto envejecido y en el tercer tipo de piel seca encontraremos un aspecto cuarteado, con grietas, callosidades y picor frecuente.

En esta fase se requiere una revisión dermatológica para evitar irritaciones determinando los tratamientos corporales más eficientes.

Si tu piel se encuentra en el nivel normal bastará con utilizar a diario productos adecuados que le den la hidratación que le hace falta y que ayuden a equilibrar la producción de sebo.

 

4- Mixta

Es la mezcla de piel grasa y piel seca, encontraremos las dos variantes de este tipo de piel principalmente en la zona del rostro.

Podremos averiguar si nuestro tipo de piel es mixta si la zona de nuestra frente. nariz y barbilla brilla, tenemos poros agrandados e impurezas, pero la zona de las mejillas es piel normal o con tendencia seca.

Si tenemos este tipo de piel  tendremos que usar productos específicos para ella, ya que si usamos solamente los de piel grasa dejaremos desatendida la zona de la piel seca y viceversa. 

Y sobre todo, sea cual sea nuestro tipo de piel aparte de los cuidados diarios específicos  es recomendable acudir a cualquier centro de estética de Rivas Vaciamadrid para realizarnos un tratamiento de belleza, hidratante o regenerador sobre todo en épocas como después de verano o invierno en las que la piel sufre.