¿Se puede conseguir o robar la contraseña de Facebook?

Hay una gran cantidad de métodos para hacerse con el acceso a un perfil de Facebook, y todos pasan por conseguir acceso a la contraseña del perfil de la víctima de este ataque. Las razones para hacer esto pueden ir desde curiosidad, una simple broma, hasta desconfianza, o para llevar a cabo acciones malintencionadas como robo de información para posteriores chantajes y otras actividades criminales.

Conseguir contraseñas de Facebook es, lamentablemente, algo que puede en muchos casos resultar sumamente fácil dependiendo del nivel de acceso que se tenga a los dispositivos que usa la víctima o al conocimiento de ésta sobre las amenazas existentes y como evitarlas o enfrentarlas.

Una de las maneras para hacerse con la contraseña es a través de herramientas de software como xploits y keyloggers que le suministraran al atacante todos los datos necesarios para acceder al perfil de su víctima. Cabe destacar que el uso de estas herramientas por lo general requiere de conocimientos avanzados, aunque esto no implica que no sean comunes en la red y que no debamos estar tan al pendiente de ellas.

Otra forma de conseguir contraseñas es a través de las opciones de navegadores cono Chrome, que entre sus características poseen la capacidad de que cualquier persona pueda inspeccionar un sitio web o alguna de sus partes y echar un vistazo a su código. Mediante esta técnica podemos modificar ciertos valores que nos permitirá visualizar la información requerida.

La contraseña de Facebook también se puede obtener mediante la aplicación de simple lógica. Si se tiene cierto conocimiento de la víctima, puede resultar sumamente fácil adivinar la contraseña que usa no sólo en esta red social sino en muchas otras páginas y sitios que requieren iniciar sesión para ingresar.

Por esto es importante que nos mantengamos protegidos ante estas amenazas y estemos alertas ante cualquier intento de robo de datos por parte de personas inescrupulosas. Como primera línea de defensa, debemos escoger contraseñas verdaderamente seguras que no sean fáciles de descifrar.

Otro consejo sería el cuidar desde qué dispositivos y puntos de acceso accedemos a nuestras cuentas en redes sociales, ya que esta puede ser una vulnerabilidad a explotar por parte de algún atacante.

También recordar siempre estar ateto a la implementación de software maliciosos y páginas falsas o duplicadas. Usando nuestro sentido común y con un poco de malicia, es fácil evitar ser víctima de una trampa de este tipo, y mantener nuestra contraseña, y con ella todo nuestro perfil e información sensible, totalmente a salvo.