¿Sabes cuales son las negligencias medicas más comunes?

Sabemos que se producen negligencias medicas cuando el médico profesional que nos atiende o el centro responsable de nuestra atención incurre en una mala praxis y causa un perjuicio en el paciente.

Debemos tener en cuenta que el ámbito de la salud es uno de los más sensibles e importantes. Debido a ello, los protocolos son muy estrictos en cuanto a métodos y prácticas médicas.

Los daños en el paciente pueden ser irreversibles y además, se pueden evitar. Cuando los médicos se apartan de los estándares médicos exigibles se comete una negligencia médica.

Muchos son los casos en los que podemos hablar de negligencias médicas, pero en este artículo te vamos a contar los más comunes.

Si el médico que trata a un paciente no posee de los conocimientos o habilidades necesarias para diagnosticar correctamente a un paciente, se trata de impericia. Además del diagnóstico, esto se aplica también al desarrollo terapéutico.

Por otro lado, se incurre en imprudencia cuando el profesional de la salud no le da la importancia que se merece a un diagnóstico o un problema. Lo más probable es que se tomen decisiones erróneas tras esta falta de importancia.

Los errores en el diagnóstico son unos de los casos más comunes de negligencias médicas. Este puede ocasionar consecuencias muy graves. Puede que no se hayan utilizado todos los medios adecuados para conocer la causa del problema del paciente.

Además de esto, el retraso de la aplicación del tratamiento por parte del médico también incurre en una negligencia médica. El retraso en las pruebas puede tener efectos graves y consecuencias en la recuperación del paciente.

Como consecuencia de esto, si el diagnóstico es tardío y se retrasa la aplicación en el tratamiento, puede que las acciones que se tomen a posteriori no sirvan para curarte. Esto también es parte de una negligencia médica y se puede reclamar, gracias a la ayuda de un abogado especialista en negligencias medicas (https://www.atlasabogados.com/).

La prescripción inadecuada de medicamentos también es una negligencia médica. Puede ser que tu situación empeore o que no surta el efecto deseado. Por lo tanto, tu recuperación nunca será efectiva.

Un error en una cirugía estética también se puede reclamar. De hecho, es uno de los campos donde más encontramos casos por negligencia médica. La causa de ello es la aparición de clínicas no profesionales ni cualificados que se dedican a este campo sin los conocimientos necesarios.