QUE SABEMOS DEL ESTRÉS EMOCIONAL

Es común que el ser humano desde muy pequeño ya le impongan responsabilidades u obligaciones, bien sea en casa, escuela, deportes, actividades recreativas, etc. Pero es realmente cuando crecemos que esas responsabilidades u obligaciones aumentan en algunos casos de forma excesiva, afectando la salud física y mental.

Esto es lo que se conoce entonces como el estrés emocional, lo cual es una forma que tiene el cuerpo para responder ante circunstancias ocurridas en la vida cotidiana (familia, trabajo, estudios, relaciones amorosas, relaciones de amistad, deudas, etc.) esta respuesta en la mayoría de los casos termina siendo adversas y negativas a la salud, inclusive ocasionando en muchos casos la muerte.

Alternativas para no tener estrés emocional

Muchos estudios se han realizado para saber cómo combatir el estrés emocional y para ello han empleado a lo largo de los años muchas alternativas que han sido beneficiosas como perjudiciales, con perjudicial es porque requieren de mucho tiempo, de mucha atención, de muchos materiales, de muchos gastos y otros.

Dentro de las alternativas beneficiosas encontramos aquellas que por el contrario le permiten a la persona realizar sus tareas diarias y solo ocupar una parte pequeña de su tiempo en estas rutinas.

Encontramos entonces alternativas físicas, medicas, masajes terapéuticos, de respiración, de contacto con la naturaleza (playas, ríos, bosques), las terapias grupales, la risoterapia, bailoterapia y como esas muchas más.

Todas ellas tienen como fin permitir que la persona fluya su estrés emocional de manera positiva y sana al mismo tiempo. Permiten además poco tiempo y más interrelación con amigos y familia.

Para quienes se dirigen estas alternativas para combatir el estrés emocional

Así pues, estas alternativas son ideales para todos aquellos que estén cargados de muchas actividades diarias, que además les toque atender a otros, es decir a pacientes enfermos a niños, o que simplemente estén expuestos a circunstancias que requieran de mayor nivel de presión mental y física.

No solo en adultos sino también en niños y adolescentes que tienen desordenes de conducta y no cuentan con la capacidad de controlar su ira o sus responsabilidades. Con el paso a paso hecho con concentración, paciencia y constancia se verán los resultados a poco tiempo sin mayores contratiempos en la realización de los mismos.

Sin pensarlo más, si estas lleno de mucho estrés, padeces de fatiga, decepción, falta de autoestima, dolores musculares, estas rutinas son las ideales para ti.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *