¿QUÉ ES LA DIETA DISOCIADA?

Actualmente surgen muchas dietas fuera de las corrientes habituales, pero la información que encontramos sobre ellas no es clara o dudamos de si su fuente original es de fiar. La cosa cambia cuando gente cercana a ti empieza a hablarte de los beneficios (o no) de ciertas dietas que están copando el mundo alimenticio actual. Con la dieta disociada así ocurre así que lee atentamente las siguientes indicaciones que te ofrecemos sobre cómo hacer una dieta disociada.

 

La dieta disociada está basada en ciertas hipótesis de naturaleza fisiológica que, incluso sin saberlo nosotros, nos hablan de cómo ciertos alimentos nos ayudan en el proceso de la digestión gracias a que la asmiliación de esos productos, sean grasas, proteínas o carbohidratos, en un conjunto ayuda a ello. La base de la dieta disociada, en ese sentido, lejos de elminarlos alimentos, nos ayuda a crear inter-relaciones entre ellos. Con ella aprendemos a como desestimar ciertos alimentos y comer variadamente sin mezclar.

Por ejemplo, si separamos adecuadamente cada nutriente el total de nuestro organismo reservará las grasas que más tarde serán quemadas mediante el ejercicio y, en caso de agotar las reservas de glucógeno, se perderá el volumen corporal de forma líquida.

 

¿QUÉ ALIMENTOS FORMAN PARTE DE LA DIETA DISOCIADA?

Para poder empezar a llevar a cabo esta dieta disociada, es muy importante conocer la naturaleza de los alimentos. Saber de qué están formados y de qué manera nos ayudarán a perder peso y a realizar una alimentación equilibrada mientras se pierden kilos de manera natural.

 

Para empezar, y teniendo en cuenta que ciertos alimentos no deben de ser mezclados, tenemos que tener claro qué hidratos de carbono, proteínas, frutas y vitaminas tenemos a nuestro alrededor. Después, es cuestión de seguir una serie de normas para que la dieta disociada tenga sus beneficios tras la ingesta continua de los alimentos.

 

Por ejemplo, no se pueden combinar alimentos proteínicos ni grasos al igual que tampoco se puede hacer con diferentes grupos de hidratos de carbono. Por el contrario, las verduras y también las hortalizas pueden mezclarse con todo tipo de alimento a excepción de frutas. Es más, las frutas sólo se deben de ingerir de manera independiente tanto a media noche como a media tarde.

 

Las proteínas e hidratos de carbono presentes en la carne se deben de ingerir antes de la noche para una buena digestión y están totalmente prohibidas las bebidas gaseosas y zumos durante la comida. Esto ocurre igual con el alcohol, que debe de ser completamente eliminado.

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *