¿Porqué hacer un curso gratis en verano?

cursos gratis

Verano es época de vacaciones, de rutas, de pasar tiempo en familia, pero también es la mejor época para decidir formarse, ya sea para ampliar currículum con los cursos gratis en competencias profesionales o para aprender idiomas.

Apuntarse a cursos en verano nos posibilita adquirir nuevas competencias formativas que de otra forma durante el año normal no podríamos. Es por ello  que muchas academias y organismos amplían su oferta formativa en estos meses de julio y agosto, ya que son la época perfecta debido a todas estas características.

1- Mejora de las habilidades sociales

Tenemos la  edad que tenemos apuntarse a un curso presencial nos brinda la oportunidad de , además de ampliar conocimientos, mejorar nuestras habilidades sociales. Nos permite salir de nuestra zona de confort conociendo a nuevas personas interesadas en lo mismo que nosotros y ampliando nuestro círculo social.

Además de hacer amistades nos brinda la oportunidad de generar contactos que en un futuro pueden resultarnos muy ventajosos en el entorno laboral. ¿Quién sabe si uno de nuestros compañeros terminará siendo socio en nuestra empresa?

Las habilidades sociales no solamente nos permiten progresar en nuestro entorno social sino que se consideran una de las características más valoradas en las empresas, a mayor habilidad mayor probabilidad de garantizar que el empleado se integre con el resto del equipo.

2- Nos permite adquirir mayor especialización

Nunca está demás saber mucho, a mayores conocimientos mayores posibilidades de que decidan contratarnos y mayor será el abanico de trabajos a los que podremos optar. Los cursos gratuitos además van encaminados más  que en la teoría en la adquisición de práctica laboral, por lo tanto cuando encontremos un trabajo podremos empezar a funcionar desde el primer día.

3- Reciclaje profesional

Un curso es una oportunidad  ideal para reciclarnos si llevamos trabajando muchos años en lo mismo. Los cursos que encontraremos en verano sirven tanto para jóvenes como para gente de 40 que quiera reciclarse y conseguir nuevas competencias para poder optar a cargos o puestos diferentes.

El mundo laboral cambia a la misma velocidad vertiginosa que las tecnologías, las nuevas disciplinas que están apareciendo se están valorando cada vez más en los procesos de selección como por ejemplo  la formación en Big Data, Community Manager o todo el sector digital.

4- Modalidades a distancia

Si uno de los inconvenientes del verano es no estar en nuestra ciudad durante el curso porque nos vamos de vacaciones, con la teleformación ya no existe. Muchos son los cursos de verano que dan la posibilidad a sus estudiantes de hacer los cursos a distancia.

De esta forma, estemos donde estemos podremos (en un rato libre que tengamos) conectarnos desde la playa, la montaña o desde otro país ahora es posible con tan sólo un móvil y conexión a internet.

5- Más rapidez en nuestro aprendizaje

Está claro que la época en la que  más relajados estamos es en verano, esto nos permite aprender más rápido ya que estaremos cien por cien concentrados en lo que estamos aprendiendo.

Durante el resto del año mientras estemos en clase seguramente estemos con la cabeza en las prisas, el trabajo, la lista de la compra… sin estrés podemos aprender de forma más eficiente tanto en cursos gratis a distancia como presenciales.

6- Mucho más tiempo para practicar

Verano es la época en la  que más tiempo libre tenemos, por ello además de asistir a las clases podremos dedicar muchas más horas a repasar los contenidos o a investigar por cuenta propia más sobre el curso que estamos dando.

7- Mayor disposición a aprender

Sin estrés, sin prisas y con mucho más tiempo a cualquiera le apetece hacer cosas nuevas. Ya sea probar nuevos deportes, comidas de otros sitios o aprender cosas nuevas, verano es la época en la que nuestra disposición a aprender y salir de nuestra zona de confort se potencia.