¿ PARA QUÉ SIRVE UNA LIMPIEZA DE PIEL ?

Si bien limpiemos nuestra piel todos y cada uno de los días, siempre y en todo momento quedan restos que demandan un tratamiento más profundo. La limpieza de cutis profesional completa nuestros pequeños rituales de limpieza rutinarios.

No es un sistema para parecer más joven; su objetivo es adecentar en  profundidad células fallecidas y feas espinillas y fortalecer los músculos de la cara merced a los masajes.

Una vez terminada la limpieza  de cutis, la piel está dispuesta para aprovechar al límite las propiedades de los productos cosméticos que utilizamos diariamente. Con la limpieza facial hidratamos, suprimimos toxinas, se reduce el acné (menos poros obstruidos) y relajamos y mejoramos la circulación de la cara, ganando en lisura y elasticidad.

untitled

EN QUÉ CONSISTE UNA LIMPIEZA DE CUTIS

Una limpieza facial puede durar entre cincuenta minutos y una hora y media. La limpieza de cutis básica tiene 3 partes distintas: limpieza propiamente dicha, masaje tonificante y alimentación.

Limpieza facial: para esto se aplican diferentes productos que limpian la parte superficial de la cara. Ahora se abren los poros a través de vapor para drenar las impurezas  merced de productos  singulares. Cada piel (seca, grasa o bien mixta) necesitará un género de producto diferente.

Masaje: en este punto es esencial cerrar los poros y descongestionar la piel tras el drenaje. Se aplican productos en gel o bien crema y se da un masaje relajante y tonificante.

Nutrición: la piel ya está lista para aprovechar al máximo los nutrientes y vitaminas de las mascarillas o bien tratamientos que vengan a después.

La limpieza  de cutis básica puede completarse con peelings, láser, ácido glicólico y otros tratamientos más intensivos que no acostumbran  air incluidos en el bulto básico.

Las impurezas, la polución y la propia grasa que produce nuestra piel puede terminar obstruyendo nuestros poros y también impidiendo que nuestra piel respire. Por este motivo, una higiene facial adecuada no debe limitarse a  adecentar y desmaquillar la piel diariamente. Cada cierto tiempo es preciso acudir a nuestro centro de belleza de confianza a fin de que nos efectúen una limpieza  de cutis completa.

Oxigenar: Al realizar una limpieza de cutis de forma frecuente, logramos reducir el tamaño de los poros palpablemente y descongestionarlos, dejando que nuestra piel vuelva a respirar.

Es particularmente esencial efectuar este género de tratamientos en pieles grasas o  bien con tendencia acnéica, puesto que son pieles que tienen una mayor producción de sebo, y por ende son más proclives a tener los poros dilatados y obstruidos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *