Los cuatro tipos más demandados de subvenciones y ayudas

ayudas y subvenciones

1- Capitalización por desempleo o pago único

Entre las primeras ayudas y subvenciones que debemos tener en cuenta se encuentra esta, su objetivo es el de  facilitar el arranque de proyectos emprendedores para conseguir autoempleo.

¿Qué necesitaremos? Tener reconocida una prestación de desempleo del nivel  contributivo, si tenemos subsidios o ayudas (por ejemplo la ayuda a mayores de 55 o RAI) no tendremos derecho a esta capitalización.

No haber recibido ningún pago único por prestación de desempleo en los cuatro años anteriores.

Habiendo hecho la solicitud estar pendientes de percibir el pago de tres meses de prestación. No haber compatibilizado la prestación de desempleo o haber trabajado de autónomo dos años anteriores a la petición.

En el momento en el que iniciemos una actividad laboral antes de presentar la solicitud está quedará invalidada. Si entramos en una sociedad creada con un año de anterioridad no podremos hacerlo si hemos tenido relación laboral anterior con ella o con alguna empresa del mismo grupo.

Una vez que hayamos  percibido la subvención tendremos un plazo máximo de un mes para iniciar la actividad  por la que la pedimos.

 

2- Ayudas para jóvenes emprendedores

En un país con un desempleo juvenil del  cincuenta por ciento y además con más problemas para accedera un crédito que el resto es lo más normal que reciban una ayuda extra.

Entre las más importantes ayudas podremos destacar el Préstamo Participativo de Creación de Empresas para Jóvenes de Enisa (Empresa Nacional de Innovación). En el cual podremos encontrar entre los requisitos:

Ser pyme y estar constituida como una sociedad mercantil como tiempo máximo para pedir la ayuda estar constituida dos años anteriores a la presentación de la solicitud. La actividad que desarrollemos y su domicilio social tienen que estar en territorio nacional.

El modelo de negocio que presentemos tendrá que ser innovador o con muy buenas ventajas competitivas frente a otros negocios del sector, y no tendrá que estar relacionado con el sector financiero ni con el inmobiliario.

En cuanto a edad límite es la de cuarenta años, y los socios deberán aportar el cincuenta por ciento en capitales o fondos propios.

 

3- Ayudas paras mujeres emprendedoras

Uno de los proyectos más interesantes de subvenciones es el Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres (PAEM). En el cual ofrecen asesoramiento a todas aquellas mujeres que quieran emprender.

Entre otras ayudas encontraremos la Tarifa Plana (la cual es en general de 50 euros para  todos  aquellos nuevos autónomos) en la cual mujeres menores de treinta reciben una bonificación del 30% sobre la cuota de contingencias comunes.Y si éramos autónomas pero paramos de ejercer por maternidad, si volvemos antes de que se cumplan dos años de la fecha de cese tendremos derecho a una nueva bonificación.

Microcréditos otorgados por el Ministerio de Igualdad. Si nuestro proyecto está calificado como viable no necesitaremos  presentar ningún aval y se pueden presentar todas las mujeres dispuestas a emprender o con dificultades para conseguir financiación.

 

4- Ayudas a la innovación

En una sociedad en la que priman las actividades económicas relacionadas con las tecnologías es obvio que existan  ayudas orientadas a fomentar su desarrollo. En el Ministerio de Economía y Competitividad encontraremos una  reducción fiscal entre el 35% y el 60% para aquellos proyectos orientados en este sentido.

Entre las cuales encontraremos NEOTEC financiando la puesta en marcha de proyectos que requieran el uso de tecnologías o conocimientos a partir de la actividad de investigación o el programa INNVIERTE que es parte de Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación 2013-2020.

Entre otras, podremos encontrar las ayudas y subvenciones de las comunidades autónomas. ayudas de Business Angels (o de inversores particulares), las ayudas para la internalización o las bonificaciones para autónomos.