LA INDUSTRIA DEL MOTOR

Bien sea en la televisión, bien en prensa especializada o en internet, los anuncios de nuevos modelos de automóvil colapsan portadas y noticias frecuentes en todo tipo de foros relacionados. La demanda pide cambios rápidos y competitivos, pero estas variaciones no están a la altura de todas las marcas. Gracias a internet sabemos por qué marcas o modelos luchar o alejarnos como si no les hubiéramos visto.

La industria del motor alemana reúne todas esas cualidades y ofrece nuevos modelos más novedosos e innovadores que sus sucedáneos. No importa qué tipo de coche estés buscando, lo encontrarás en el mercado alemán. Es más, si te surge la oportunidad de adquirir un modelo importado desde Alemania, no desconfíes: es una de las industrias más fiable ya no de Europa, sino a nivel internacional.

Todos conocemos a varios amigos, compañeros de trabajo, familiares o conocidos que hablan maravillas de su automóvil. Está claro que no van a relatarnos todos los contras que tenga, pero podemos aprovechar esa confianza para preguntarle por cómo hacernos con un coche de segunda mano. Muchos seguirán apostando por otras vías, pero una de las más demandadas actualmente es la de comprar un coche que llegue desde la misma Alemania.

¿POR QUÉ ALEMANIA PARA COMPRAR UN COCHE IMPORTADO?

Bueno, Alemania siempre se ha encontrado a la vanguardia industrial y en el mundo del motor no es diferente. Cuando uno piensa en coches, muy probablemente le vengan nombres como Opel, BMW o Audi. Todas ellas marcas de contrastada experiencia y, mejor aún, contrastada calidad. No importa la gama que elijas: siempre encontrarás lo mejor de cada casa en un escalado diferente de precios, formatos y posibilidades acorde a todas las carteras.

Además, Alemania es el país rey en lo que a compra y venta se refiere: en menos de cinco años el conductor alemán medio adquiere un nuevo vehículo, convirtiéndose por tanto, en un nicho de mercado inmejorable para toda aquella empresa que se decida a comprar coche en Alemania para importarlos a otros países.

Además, el precio es de lo más asequible en comparación con otros países europeos (incluso con España, aunque parezca increíble). Esto muy probablemente se deba a que cada trabajador de las marcas alemanas de coche reciben un descuento final de la compra de aproximadamente un 30%. Las existencias se reponen en un espacio de tiempo muy pequeño y siempre se encuentran gangas en los concesionarios bávaros.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *