Date el gusto de disfrutar de un buen Vino

A todos nos gusta disfrutar de un buen vino, bien sea para celebrar un acontecimiento o logro, para compartir con nuestra pareja, o simplemente para relajarnos en casa después de un largo día de trabajo, cualquiera que sea la razón, lo ideal es tener un buen vino a la mano.

Lo primero que debemos considerar es si queremos un vino tinto o blanco, los tipos de vino se identifican por el tipo de uva con la cual se elaboran; los vinos blancos adquieren sus características de uvas verdes, mientras que los vinos tintos se producen a partir de las uvas rojas.

Cada tipo de uva creará un vino más seco o más dulce; entre los más populares encontramos el vino Cavernet, este tipo de vino tiene más cuerpo; luego tenemos el Merlot, de cuerpo mediano; le sigue el Pino Noir, un vino suave y delicado; también tenemos la Syrah, y por último tenemos el Zinfandel.

Con respecto al cuerpo del vino, en otras palabras, la consistencia del vino, es asociada con el nivel de alcohol; generalmente mientras más cuerpo tenga el vino, mejor será el mismo; pero todo debe estar en equilibrio, no solo es el nivel de alcohol; a mayor nivel de alcohol, más será la fruta que deba tener para compensarlo.

Si aún tienes muchas dudas con respecto a saber como comprar un buen vino, sigue leyendo, te daremos algunas herramientas.

Consejos para elegir un buen vino

Depende del tipo de comida con lo que vayas a acompañarlo, por ejemplo, para pescados y mariscos o comidas ligeras como ensaladas, lo ideal es un vino blanco, si por el contrario se trata de un guiso o carne, lo mejor es optar por un vino tinto que tiene más cuerpo.

El leer la etiqueta también ayudará a saber con qué uva está hecho el vino, cuál es su añada y cualquier otra particularidad de la cosecha; otro aspecto a tomar en cuenta es si compramos un vino joven o de barrica, los vinos jóvenes son los que se embotellan justo después de su fermentación.

Tienden a ser más afrutados y frescos; los vinos de crianza son aquellos que han pasado por un proceso de maduración en barrica antes de ser embotellados, estos suelen tener más fuerza, más aroma y están más estructurados; los vinos tintos suelen madurar más tiempo para desarrollar mejor su sabor.