¿CLÓNICO U ORDENADOR DE MARCA?

Cuando nuestro ordenador comienza a dar problemas y ya no tiene el mismo rendimiento que tenía el primer día que lo compramos ha llegado el momento de pensar en adquirir un nuevo equipo ya sea para realizar nuestro trabajo o bien para nuestro ocio personal.

Una de las cosas que tenemos que tener claras a la hora de comprar un equipo es si queremos un equipo de marca, con todos sus componentes de la misma marca o marcas recomendadas por el fabricante o deseamos tener un ordenador clónico fabricado y configurado con componentes de distintas marcas de fabricación de hardware.

Esta elección ha de hacerse únicamente si el ordenador que deseamos adquirir es un equipo de sobremesa, si el equipo que queremos es un portátil no nos queda más remedio que elegir entre las distintas marcas de portátiles, ya que no se fabrican portátiles clónicos (con piezas de distintas marcas)

DIFERENCIAS ENTRE UN ORDENADOR CLÓNICO O DE MARCA.

A la hora de elegir un ordenador de sobremesa debemos elegir entre un ordenador de una sola marca como Dell o HP o bien montar y configurar uno con hardware de distintas marcas, pero: ¿Cuál es la diferencia?

Los equipos de marca están montados con hardware de su marca o con hardware recomendado por su marca, es decir que si nos compramos un sobremesa HP, la mayor parte del hardware que presente será HP. El problema de estos equipos de marca es que son incompatibles con hardware de otras marcas, ya que los técnicos de la fábrica se han asegurado de que cuando tengas que hacer un recambio compren recambios de la marca y hacen que el hardware solo sea compatible con su marca. Lo bueno que tiene es que al ser todo de la misma marca la compatibilidad es del 100% y está completamente optimizada para funcionar todo a la máxima potencia.

Los equipos clónicos están montados con hardware de distintas marcas, de esta manera te puedes asegurar de que has escogido el hardware con las mejores prestaciones que puede darte el mercado sin depender exclusivamente de una marca. La ventaja por tanto es que puedes montar un equipo tan potente como tu presupuesto te deje siempre y cuando el hardware sea totalmente compatible. El problema del montaje de equipos clónicos es precisamente la compatibilidad, debes ser un experto y saber seguro que el hardware que compras sea perfectamente compatible con la placa y el resto de hardware o te verás obligado a devolverlo.

Ambas opciones tienen sus ventajas e inconvenientes y debemos ponerlas en una balanza para decantarnos por la opción que más nos convenza.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *