Asesor Fiscal en Valencia te explica la Diferencias entre Domicilio fiscal y domicilio social

La diferencia entre domicilio fiscal y domicilio social suele ser una gran interrogante para autónomos y empresas. Cuando se crea una organización se establece un domicilio social el cual figura en la escritura que presentamos frente a la notaria. Una vez que dicha organización está inscrita en el Registro Mercantil, cualquier persona interesada podrá localizar a la empresa debido a que el domicilio social es público.

Por su parte, el domicilio fiscal va a determinar la adscripción de una oficina tributaria en específico, representando el lugar para la práctica de notificaciones de su naturaleza. Dicho domicilio será coordinado por el obligado tributario a efectos del control fiscal y los diferentes procedimientos administrativos.

Fausto asesoría fiscal Valencia situada en Fausto Abogados y Fausto Asesoría en Valencia C/ Hernán Cortés 28, pt. 4 ,esc. derecha, Valencia y Teléfonos: 667287964 y 961823432 con Email: [email protected] comenta este asunto para dejar todos los términos fiscales claros

A pesar de que ambos domicilios puedan coincidir, no tienen que hacerlo necesariamente, ya que un cambio de domicilio social con el debido asesoramiento no requiere de forma obligatoria un cambio de domicio fiscal.

¿Qué es el domicilio fiscal?

Es el lugar de referencia y ubicación del obligado tributario y se basa principalmente en su relación con la administración tributaria, siendo el que define su adscripción a una oficina tributaria en específico.

¿Qué es el domicilio social?

Se trata de la dirección exacta donde una empresa lleva acabo sus gestiones y actividades o en el lugar donde se establezca su principal explotación o establecimiento.

Entonces… ¿Cuál es la diferencia entre ambos?

El domicilio social es determinado como el centro físico de un negocio, es donde se realiza la mayor parte de sus actividades y donde se lleva a cabo la gestión administrativa del organismo empresarial.

Por su parte, el domicilio fiscal implica el registro frente a la administración, representando el lugar donde van a llegar los avisos, los mensajes y los temas de administración. Es decir, el domicilio fiscal es el vinculante para el correcto cumplimiento de las obligaciones tributarias a efecto del control fiscal y de los procesos de administración.

La ley General Tributaria establece que el domicilio fiscal es la ubicación de referencia para Hacienda y que no es de dominio publico. A diferencia de el domicilio social, el cual se establece como lugar público según la Ley de Sociedades de Capital.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *