Actividades dentro de un almacén

Dentro de toda compañía debe haber un espacio dedicado para almacenar, recibir y despachar la mercancía, el cual cumpla con las características necesarias para resguardar la misma. Además, de cumplir con las normas de seguridad y prevención de accidentes para proteger a los empleados que allí laboren.

Un almacén bien organizado y dirigido debe ser capaz de aumentar la productividad de la empresa, mediante la coordinación de las estanterías, las carretillas, y nuevas tecnologías. De ser así se reducirán los costos, y la compañía obtendrá claras ventajas con respecto a otras.

Los almacenes son infraestructuras con características especificas para alojar la mercancía. Dentro del mismo se llevan a cabo las siguientes funciones: recepción de mercancía, verificación de la misma, transporte interno, almacenaje y custodia, preparación de pedidos y la consolidación de cargas, despachos de mercancía y gestión e información.

Personal del almacén

Como todo personal este debe estar calificado para desarrollar la función que se le designe. El jefe de almacén es el primer eslabón en la cadena, sus tareas van dirigidas a: guiar al equipo, priorizar la seguridad de sus compañeros, liderar la expedición y recepción, controlar el inventario, optimizar el espacio y más.

Por tal razón debe ser una persona preparada, por lo general se exige título universitario, ya que su función es primordial en el desarrollo de la compañía. Preferiblemente con manejo intermedio del idioma inglés, ya que establece relaciones con todo tipo de proveedores y clientes.

El personal despachador es quien controla en conjunto con el jefe de almacén las cantidades y calidad de los productos. Los estibadores despachan los productos al proveedor, además se encarga del mantenimiento y limpieza del lugar. Se cuenta también con los controladores de recepción y expedición.

Los carretilleros son parte crucial del equipo y actualmente con una gran demanda ya que necesitan de formación previa. Con responsabilidades en cuenta a productividad y seguridad dentro del almacén. Con su implemento de trabajo (la carretilla) se encarga de trasportar la mercancía con la prudencia necesaria para que no sufra daños.

No debemos dejar por fuera los operarios, el personal administrativo, de vigilancia y mantenimiento. Garantiza siempre dentro de tu compañía una buena gestión, con actividades llevadas a cabo por el personal más dedicado, comprometido y competente con la tarea asignada.

El almacén de la empresa es parte de sus estructura, colócalo en las manos de tu personal de confianza y aumenta la productividad de la misma al disminuir gastos.